Back to top

JEAN MONNET, un hombre de paz

En la primavera de 1950, Jean Monnet recibe en su casa de Houjarray al ministro de Asuntos Exteriores francés, Robert Schuman. Unas semanas más tarde, de acuerdo con la propuesta de Monnet, Schuman anuncia al mundo la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA).

Esta propuesta, muy concreta y limitada a ámbitos específicos, sienta las bases de un proyecto de enorme importancia: la reconciliación y la prosperidad de países que antaño se habían enfrentado en los campos de batalla.

«Europa no se construyó y hubo la guerra», afirma Robert Schuman en el Salón del Reloj del Quai d’Orsay el 9 de mayo de 1950.

Tras décadas de guerras que habían cubierto Europa de sangre y desgarrado a sus pueblos, nos encontramos con un proyecto de reconstrucción del viejo continente que tiene la solidaridad europea como piedra angular. Entre el 16 de abril y el 6 de mayo de 1950, Jean Monnet reúne a sus colaboradores en su casa de Bazoches, lejos del bullicio parisino, para redactar lo que se convertiría en la «Declaración Schuman».

Acaba de nacer Europa, tal como la conocemos hoy.

Jean Monnet, uno de los arquitectos de la Europa de hoy

Jean Monnet, Robert Schuman, Konrad Adenauer, Alcide De Gasperi, Paul-Henri Spaak, Johan Willem Beyen y Joseph Bech: su visión y su acción constituyen el inicio de un proceso que aún hoy se está desarrollando.

Estas primeras acciones concretas dan origen a una integración progresiva que tiene por objeto propiciar la unidad política de Europa.

Gracias a este ambicioso proyecto, Jean Monnet será reconocido como uno de los «padres fundadores de Europa».

For his part in this ambitious project, Jean Monnet would become recognised as one of the ‘Founding Fathers of Europe’. Today, many streets, squares and schools and various European and international scholarship programmes bear the name of Jean Monnet.

Hoy en día numerosas calles, plazas y centros de enseñanza, así como múltiples programas de becas europeos e internacionales, llevan el nombre de Jean Monnet. Pese a ser el primero en haber recibido la distinción de «Ciudadano de Honor de Europa», su importancia en la historia del siglo XX es a menudo desconocida para el público en general.

La revista Time le considera una de las cien personalidades más influyentes del siglo pasado cuya labor más ha marcado el destino del mundo.