Back to top

VISIÓN GENERAL

Una antigua granja en Yvelines en la que se decidió el futuro de Europa.

Jean Monnet compró esta casa en la aldea de Houjarray en 1945 cuando regresó de los Estados Unidos para ocupar un cargo público en París.

El encanto y la ubicación de esta pintoresca casa casaban perfectamente con su costumbre de meditar en la naturaleza y de pasear temprano por la mañana por el bosque. El interior es como lo era su ocupante: sencillo y cálido.

En esta casa, con su tejado de paja, Jean Monnet mantuvo conversaciones sobre el futuro de Europa con los políticos más importantes del momento. Aquí, en los últimos días de abril de 1950, redactó junto con sus colaboradores la histórica declaración de Robert Schuman. El 9 de mayo de ese año, en un discurso dirigido a toda Europa, el ministro de Asuntos Exteriores propuso la creación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), sentando así las bases de la primera Comunidad Europea.

Los domingos, los Monnet recibían en familia a sus amigos. Disfrutaban conversando al calor de la chimenea o a la sombra de grandes árboles.

Jean Monnet falleció en su casa el 16 de marzo de 1979.

Este lugar es propiedad del Parlamento Europeo desde 1982. Fiel a la voluntad de la hija de Monnet, Marianne, y de sus colaboradores más cercanos, que soñaban con ver la casa familiar abierta al público y, en particular, a los jóvenes, el Parlamento Europeo la convirtió en un lugar de memoria abierto al público. Se ha convertido así en el lugar ideal para documentarse sobre la historia de la construcción europea y para descubrir la vida y el trabajo de uno de los arquitectos de la Europa de hoy.

La exposición permanente, enteramente renovada en 2019, permite descubrir la vida y la obra de Jean Monnet y sumergirse en el lugar donde la idea de una Europa unida dio sus primeros pasos para hacerse realidad.

CASA MUSEO

Fue en este hogar, cálido y sencillo, donde Jean Monnet pasó la mayor parte de su vida tras la Segunda Guerra Mundial y donde maduraron numeroso proyectos esenciales para el futuro de Francia y de Europa. Lejos del bullicio de la capital francesa, Jean Monnet pudo desarrollar su visión de la paz y la unidad europeas.

LA EXPOSICIÓN PERMANENTE

La exposición permanente va desde la planta baja hasta el primer piso, pasando por la sala de conferencias y el parque.

EL PARQUE

En su vida cotidiana, Jean Monnet mantuvo siempre una relación muy estrecha con el jardín, los paseos por la naturaleza y con esa forma tan personal de «sumergirse en el paisaje».

La paix en Europe

L'unité européenne a le mérite d'avoir assuré une paix sans précédent en Europe. Après des siècles de cycles de guerres séparés seulement par des périodes de paix relativement courtes, les fondements de la première Communauté européenne jetés en 1950 en ce même lieu - la Maison Jean Monnet - se sont révélés être la meilleure garantie contre la...